domingo, 12 de febrero de 2017

#Malditos16

"A veces necesitamos volver a los lugares donde nos rompemos. Recorrer el camino de regreso al adolescente que fuimos y mirar de frente nuestras heridas, las que se abren cuando nos vemos abocados a elegir quiénes deseamos ser".
Fernando J. López

El tres de febrero los grupos de 4ºA y 4ºE nos hicimos un regalo: asistimos a la representación de  #Malditos16 en el teatro María Guerrero.


El envoltorio
Cuando decidimos aprovechar la oportunidad de acudir a uno de los tres matinales programados, lo hicimos movidas por la trayectoria del autor, Fernando J. López. Conocíamos sus libros y también sus obras teatrales anteriores. Vimos el tráiler y no lo dudamos. 

El contenido
A veces lo de dentro no se ve, pero está. Late aunque se silencie, como sucede como el suicidio, que es la segunda causa de muerte en la adolescencia. Un tema incómodo en una edad incómoda. Una obra necesaria para un público imprescindible, que se implicó hasta emocionarse en la representación y pudo charlar después con el equipo que la hizo posible.



La sorpresa
Quienes se quejan de los adolescentes no los conocen. No han visto a estos grupos disfrutar de una obra de teatro, sentarse en la butaca de una sala y moverse solo para ver lo que de pronto quedaba casi fuera de la escena. No han escuchado sus reflexiones ni sus preguntas al terminar la representación. Quienes critican la adolescencia quizá no recuerden ya su viaje hacia la identidad, con el miedo y la fragilidad como equipaje. 
Quienes pretenden revitalizar el teatro tal vez deberían acercarse al público de esa edad que es territorio de nadie con el mismo respeto que #Malditos16: sin infantilizarle, sin despreciarle, conociéndole y dándole voz.



4 comentarios: